Noticia Investigación



Estudiantes de Agronomía visitaron finca maicera de la zona Mocache- Palenque

Estudiantes del cuarto semestre de la carrera de agronomía de la UTEQ visitaron una finca maicera de la zona Mocache- Palenque, para aplicar en campo a escala comercial las destrezas aprendidas en el aula sobre la gestión del abonamiento con Nitrógeno (N) en el cultivo maíz (superficie aproximada de 6 hectáreas).

La actividad se llevó a cabo el pasado 16 de enero con la participación de 23 estudiantes de dicha carrera bajo la dirección de Freddy Amores, docente de la Facultad de Ciencias Agrarias.

En este lugar los estudiantes recorrieron la zona maicera de la finca donde identificaron áreas con alto riesgo de sufrir pérdidas importantes de N por volatilización de amoníaco, desnitrificación de nitratos, y finalmente arrastre por erosiòn.

Luego intercambiaron puntos de vista acerca de la mejor manera de abordar la planificación del abonamiento nitrogenado que permita producir la mayor cantidad de grano de maíz por cada kg de N aplicado. Trabajaron primero, en base al contenido de materia orgánica (M.O) del suelo cuantificaron la capacidad del suelo para proporcionar N mineralizado, integrando en estos cálculos su tasa de mineralización a partir de la M.O. Luego, utilizando la expectativa de rendimiento que el productor manejaba respecto de su cultivo (en este caso 150 quintales por hectárea de maíz seco y limpio), los estudiantes estimaron la demanda nutritiva de N, P y K  por parte del maíz para satisfacer dicha expectativa. 

Armados con las cifras estimadas de la demanda de N por el cultivo en función del rendimiento esperado, la capacidad del suelo para proveer N mineralizado a partir de la M.O. y la eficiencia de uso habitual para el N aplicado al suelo como fertilizante, los estudiantes procedieron a atribuir la dosis de N que el productor debía aplicar por hectárea, calcular la cantidad de urea requerida para dicha aplicación, determinar la cantidad de urea y sulfato de amonio para aplicar la misma dosis de N en caso de detectarse la necesidad de abonar con azufre (S), establecer el fraccionamiento y tiempos de aplicación de la dosis de N acordada; finalmente se debatió sobre la mejor manera de distribuir el fertilizante.

Como corolario los estudiantes participaron en el abonamiento con urea de una hectárea de maíz que el productor cedió con este fin. Puesto que era una segunda fertilización del maíz se utilizó este ejercicio para reflexionar sobre el vínculo entre el momento de la fertilización nitrogenada y fisiología nutritiva del cultivo. 

Es necesario señalar que el productor Crisanto Carranza, propietario de la finca, acompañó al grupo durante todo el tiempo que duró el ejercicio, aproximadamente 4 horas. “Es importante que la UTEQ planifique eventos como este  para transferir información técnica que permita que los productores nos beneficiemos  con el uso eficiente de la fertilización con N en el maíz” así lo dijo Carranza.

Compartir en:

© 2018 Universidad Técnica Estatal de Quevedo derechos reservados - Desarrollado por Unidad de TICs